Gullón renueva sus certificados internacionales en seguridad alimentaria

Miércoles, Diciembre 14, 2016 - 11:45

La galletera consigue los niveles más altos en las certificaciones IFS y BRC

Galletas Gullón ha renovado la máxima puntuación dentro de las auditorías para lograr las certificaciones IFS y BRC, sellos de calidad que garantizan los máximos niveles de la seguridad alimentaria de los procesos de producción, productos y servicios de la compañía.

Las certificaciones IFS y BRC son indispensables para continuar desarrollando el nivel de exportaciones de la galletera, que durante el año pasado alcanzaron el 35% del total de su facturación. En concreto, la certificación BRC es fundamental para la exportación en el mercado anglosajón, mientras que la certificación IFS es necesaria para el mercado francés y alemán.

Ambos sellos han sido renovados en 2016 a través de auditorías en las factorías de la galletera, logrando la máxima nota en ambos certificados, con una nivel AA en el caso de la certificación BRC y un Higher Level en el caso de IFS, asegurando de este modo el estricto cumplimiento de la legislación y reglamentación vigente aplicable, además de los más elevados estándares de calidad y seguridad alimentaria.

Recientemente Gullón también ha superado la auditoria de Aenor para la renovación de las normas ISO 9001:2008 e ISO 14001:2004, certificaciones que acreditan el correcto funcionamiento de los sistemas de gestión de calidad y ambiental.